5 Razones para querer pilotar

Nunca lo imaginaste así

PASIÓN, RESILENCIA, LIDERAZGO, EMOCIÓN, BIENESTAR

1 Bajarás tu nivel de estrés

Cuando estás a los mandos no hay nada más allá de la cabina. Verás los problemas, incluidos los tuyos, que se quedan abajo y tú sobrevuelas tranquilo regulando, sin saberlo pero lo has aprendido, a modular tus emociones. No es como saltar en paracaídas o hacer puenting, no es el estrés liberado en un momento y que genera adrenalina para «machacarlo». Es una forma continua de autorregulación.

2 Comprobarás que puedes con todo

Sí, ¿quién te iba a decir a ti que podrías pilotar un helicóptero? y también te sacudirás la pereza de ese: «¿para qué? Esto no va conmigo». En la vida nos toca pilotar situaciones, acontecimientos, emociones, proyectos, negocios, al fin, nuestras vidas. No vale soltar los mandos o relegar la responsabilidad, aquí pilotas tú. Aprenderás, inconscientemente y de forma divertida, a superar las barreras de la frustración.

3 Porque no todo es trabajo

La verdad es que aquellos que hacen de sus vidas una proyección exclusivamente profesional se olvidan que la vida es mucho más y la verdad, son un «peñazo» social. Así que tus relaciones sociales darán un vuelco y tendrás una visión holística o 360.

4 Entrenarás tu Conciencia de la Situación

Algo que aplicarás en tu vida cotidiana mucho más de lo que imaginas. Tu asertividad estará en ti, en tu presencia y no en elevar el tono de voz. Tu corazón no sufrirá golpes de ariete. Las enfermedades del corazón y cardiovasculares son las principales causas de mortalidad temprana.

5 Un estilo de vida

Efectivamente, esto no es un curso, un máster, un título para volar «atobuses», «taxis», «ambulancias» o «bañeras volantes». Para eso hay otros. Si tomas la decisión de entrar en el mundo del vuelo en helicóptero serás un deportista diferente, con un estilo de vida diferente. El estilo de los triunfadores.

Te explicamos el funcionamiento, aquí.

Ya sabes, reserva tu plaza:

contact@hedespa.es